Un estudio ha revelado que la vivienda turística generó un impacto económico de 1.494 millones de euros en Baleares y Canarias durante los dos últimos años.

De esta cantidad, 1.163 millones de euros se destinaron a ocio y alimentación en la estancia en los dos últimos años, repercutiendo directamente en los negocios del entorno.

El estudio también señala que el 40% de los usuarios de la vivienda turística en Baleares y Canarias cambiaría de destino para encontrar este tipo de alojamiento.

Las personas que contratan tanto vivienda turística como hoteles en ambos archipiélagos son los que más viajes realizan al año por ocio y vacaciones, en comparación con los que contratan exclusivamente vivienda turística.

A la hora de elegir alojamiento, los usuarios de vivienda turística y los de hoteles miran sobre todo el precio, la ubicación y el entorno.

El gasto del alquiler medio en Baleares y Canarias es de 620,04 euros, un 26% más que la media nacional de 493,36 euros. La estancia es muy superior frente a la media española (497,27 euros), alcanzado los 687,73 euros. La estancia media en una vivienda turística en Baleares y Canarias es de 6,28 noches con un grupo medio de 3,4 personas.