El consejero de Economía del Gobierno canario, Pedro Ortega, consiguió en Bruselas el compromiso de reconocer en su normativa la necesidad de las RUP de asegurar una mayor autonomía energética.

El texto de la directiva reconoce la situación del sector energético en la RUP, caracterizada por su aislamiento, fragmentación y dependencia de los combustibles fósiles, y destaca la necesidad de favorecer el desarrollo en energías renovables, estableciendo las bases de un régimen específico que fomente las energías limpias.