La tasa ecológica para gravar la emisión de gases del tráfico aéreo no se aplicará en los vuelos con origen o destino en Canarias.

Esta propuesta del Gobierno remitida a Bruselas excluye a las islas, según confirma el Ministerio de Hacienda, aunque en el documento no lo especifique.

La tasa ecológica fue sometida a consulta pública hace más de un año, con rechazo de las compañías aéreas y el sector hotelero. La pandemia paralizó la medida, pero ahora se recupera.

El objetivo del impuesto, que podría encarecer los billetes hasta 42 euros en los trayectos de larga distancia, es fomentar medios de transporte más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.