La Seguridad Social prevé cerrar 2017 con un déficit de 16.800 millones de euros, un 1,4% del PIB, ajustándose a los objetivos de la Comisión Europea.

La previsión para el sistema público de pensiones de la Seguridad Social, sin incluir el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) ni del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), es cerrar el ejercicio 2017 con un déficit del 1,61%, hasta los 18.800 millones.