El bajo precio del petróleo ha ayudado de forma importante a la recuperación económica, especialmente en Canarias.

El pasado día 9, Estados Unidos anunció la ruptura del acuerdo nuclear con Irán y, de momento, el precio del barril de petróleo supera ya los 77 dólares, cuando su precio medio en 2017 fue de 54,25 dólares. Esto se verá reflejado en la gasolina y ya se está notando.

El petróleo ha avanzado cerca de un 3% en la última semana, un 15,4% en lo que va de año, y un 52% en los últimos doce meses. Marca su nivel más alto desde noviembre de 2014.

De continuar esta tendencia, los expertos cifran el impacto para España en unos 5.500 millones de euros en 2018.

La subida del crudo no afecta solo a la gasolina sino a muchas más cosas de nuestra vida cotidiana. Puede repercutir mucho en el turismo y en la energía. En el caso concreto de Canarias, le dependencia de la importación de mercancías le hace especialmente sensible. El precio de los portes crecerá y eso repercutirá en el precio final.