Durante 2018, los impuestos del Estado en canarias han recaudado 1.618,2 millones de euros, casi un 7% más que un año antes. Son 114 millones más que en los siete primeros meses de 2017.

La recaudación supera ya los niveles del año 2007. Entre enero y julio de aquel año la recaudación de la AEAT ascendió a 1.383,9 millones de euros.

Solo el Impuesto de Sociedades y el de Tráfico Exterior no alcazan los niveles de hace una década.

No obstante, la recuperación de la actividad económica y de los beneficios empresariales en los últimos cinco años han hecho crecer el IS de forma constante. En lo que llevamos de 2018 el aumento de la recaudación es del 5%, hasta los 117 millones de euros. En 2007 eran 157 millones.

La pérdida de recaudación en Canarias es menos acusada que en el conjunto del Estado, donde es mayor el peso de las grandes corporaciones empresariales, que tienen una tarifa del 7% frente al 15% de la pyme, que son mayoría en las islas.

La tasa sobre el Tráfico Exterior, que grava las importaciones, descendió en el último año un 25%, hasta los 7,6 millones. La cifra está muy lejos de los 21,2 millones de 2007, por el menor volumen de las compras.

Por lo que respecta al IRPF, la recaudación está casi en cifras récord. Hasta julio se recaudaron en las islas 1.197 millones de euros frente a los 1.112,8 de 2007. En el último año el aumento ha sido de un 10%, en 108 millones.

El Impuesto de la Renta sobre los no Residentes creció en el último año un 1,4%, hasta los 35,3 millones de euros. En 2007, la recaudación fue de 26,1 millones.