La buena marcha del sector turístico y del consumo está superando las previsiones de ingresos por IGIC y las estimaciones de la Agencia Tributaria están siendo superadas en un 27%.

Hasta el mes de octubre la recaudación del principal impuesto indirecto de las Islas fue de 1.026 millones de euros, casi 40 millones más que en el mismo periodo de 2014.

La consejera de Hacienda del Gobierno canario, Rosa Dávila, asegura que estos datos reafirman que la economía canaria está recuperando la actividad.

Pese a este aumento significativo de los ingresos fiscales, las cuentas de 2016 recogen un aumento de la recaudación de los impuestos de un 5% y de un 11,8% de los tributos directos. Dávila reiteró la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y el incremento de un 15% del gravamen sobre las labores del tabaco.

La consejera presumió de que Canarias cumple sobradamente con los objetivos de estabilidad presupuestaria, y que reducirá el déficit al 0,1% en 2016 frente al 0,3% que tiene autorizado. Las Islas se adelantan así al déficit cero planteado para 2018. La Comunidad Autónoma tampoco llegará al límite de endeudamiento, por lo que Hacienda se ahorrará pedirle a los bancos 70 millones de euros.