El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicó ayer que la rebaja fiscal ha devuelto 5.000 millones de euros a los  contribuyentes en los primeros diez meses del año.

La recaudación tributaria se está incrementando y el pago fraccionado procedente de las pymes está creciendo al 30%.

Montoro apostó por continuar con políticas tributarias y de contención del gasto que estimulen la actividad económica y financien a los servicios públicos.

Asimismo, aseguró que el gasto público de España es cada vez más social y dijo que en 2007 se gastaba en pensiones y desempleo el 12,8% y en 2015, el 16,8% del PIB.

El titular de Hacienda añadió que sería erróneo contraponer crecimiento a gasto social y se mostró convencido de que no hay margen para hacer otras políticas ante la imposibilidad de endeudarse como en años atrás.