El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el adelanto de la rebaja del IRPF prevista para 2016 con una tarifa intermedia para todo 2015.

La medida supondrá un ahorro total de 1.500 millones de euros a los bolsillos de los contribuyentes.

El nuevo tipo mínimo del IRPF para 2015 será del 19,5% (hasta 12.450 euros de base imponible) y el máximo del 46% (a partir de 60.000 euros), frente al 20 % y el 47 % fijado inicialmente para este ejercicio.

Los tipos intermedios serán del 24,5% para una base imponible entre 12.450 y 20.200 euros (frente al 25% inicial); del 30,5% hasta 34.000 euros (31%); y del 38% hasta 60.000 euros (39%).

Las empresas que no lleguen a adaptar las nuevas retenciones a las nóminas de julio, deberán regularizar la situación en la nómina de agosto. Además, el tipo de retención reducido del 15% en el IRPF se extiende a todos los profesionales, con independencia de sus ingresos.

También se rebaja al 7% el tipo aplicable durante los tres primeros años del inicio de la actividad, actualmente en el 9%. Según el Gobierno, la ampliación beneficia a casi 800.000 autónomos e inyectará 350 millones al sector. Además se ha aprobado una tarifa de ahorro intermedia para 2015.