La empresa Confitalsa, a la que el Ayuntamiento adquirió el 95% de los terrenos de El Confital, rechazó ayer la devolución del 11% del suelo restante que no pudo ser compensado por parte de la ciudad, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias lo ordenó con una sentencia en noviembre pasado.

La empresa se negó porque no cumplían con las características urbanísticas que tenía la finca cuando fue entregada en el convenio.

Los 50.000 metros cuadrados tenían reconocidos en aquella época la condición de suelo urbanizable con uso turístico hotelero. Sin embargo, actualmente esta parcela perdió esa condición y aparece como suelo rústico de protección paisajística.

El fallo del TSJC reconocía el derecho de Confitalsa a recuperar la posesión de los terrenos y, si ésta no fuera posible, la empresa tendría que ser indemnizada con una suma igual a la del valor que poseían los terrenos en 2004.

Desde la propiedad se asegura que lo que se reclamará son alrededor de 44,3 millones de euros, sin embargo, desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se entiende que ahora se abre una fase de negociación con la propiedad.