Las patronales del sector turístico defienden que la construcción de nueva planta alojativa es lo único que puede generar más puestos de trabajo.

Por su parte, los sindicatos afirman que existe una amplia distancia entre el volumen de las plantillas actuales y las que existían antes de la crisis.

La fórmula es compartida por la mayoría de asociaciones de empresarios, que añaden a la creación de nuevos hoteles la necesidad de que la ley del suelo sirva para hacer posibles las nuevas inversiones.

También se reclama la entrada en vigor de los Planes de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM) de la provincia occidental.