La Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica) señaló ayer, en un comunicado, que «el Ayuntamiento ha perdido una oportunidad única de mejorar la situación de falta de aparcamientos que existe en toda la zona de Alcaravaneras», con el proyecto de parque que se está llevando a cabo en el viejo Estadio Insular.

Los empresarios se quejan de que «en los últimos años, la eliminación de aparcamientos, con la creación de un carril bus, ha empeorado una de las zonas más conflictivas para aparcar de la capital, perjudicado a todos los negocios y comerciantes de esta zona así como a sus vecinos».

El anuncio de la apertura del nuevo parque en el recinto de Ciudad Jardín, «tiene un marcado carácter electoralista», según Fredica. «Aunque en un principio el proyecto planteado para esa zona barajaba la oportunidad de crear plazas de aparcamiento público, aprovechando la reforma del Estadio Insular y su conversión en un parque público, finalmente tal propuesta quedó desechada», señaló la nota.

Según Rafael Pombriego, presidente de Fredica, «probablemente pesó más concluir una obra rápida de embellecimiento y de imagen, que esperar a desarrollar un proyecto más centrado con creación de aparcamientos, lo que probablemente hubiera llevado más tiempo y por ello no estar preparado para presentarlo ante los electores como mera propaganda electoral».

Desde Fredica están totalmente de acuerdo con la creación de un parque público, «pero se tenía que haber aprovechado para crear una infraestructura bien planificada, donde el aparcamiento hubiera sido un factor destacado para atender una demanda real para toda la zona de las Alcaravaneras.