El presidente de la CEOE, Juan Rosell, mostró ayer su disposición a negociar con los sindicatos una mayor subida de los salarios más bajos frente al resto, incluso por encima del 2,5%, el tope máximo fijado en su propuesta salarial para el acuerdo de negociación colectiva.

Sindicatos y patronales están intentando cerrar el acuerdo de negociación colectiva para 2017. Los sindicatos han planteado una subida salarial de entre el 1,8% y el 3%, frente al incremento de entre el 1% y el 2,5% que propone la patronal.

Rosell indicó que los empresarios están dispuestos a incrementar los salarios más bajos para que vayan subiendo paulatinamente. No obstante, señala que estas subidas salariales no deben vincularse al empleo, sino a los beneficios de las empresas, al tiempo que recordó que todavía la mitad de las empresas siguen teniendo pérdidas.