El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, señaló ayer tras reunirse con Fernando Clavijo, que le gustaría que la Cotmac no siguiese presente dentro de la nueva ley del territorio.

El dirigente empresarial destacó la necesidad de que desaparezca totalmente para evitar que futuros gobernantes vuelvan a dotarla de contenido.

La patronal de Las Palmas cita algunos de los inconvenientes del marco legal que se pretende sustituir antes de que finalice 2016. El declive de la agricultura y la ganadería o la necesidad de desarrollar nueva planta alojativa.

A pesar de abogar por la total desaparición de la Cotmac, el dirigente empresarial sostuvo la necesidad de que exista un organismo dependiente del Ejecutivo canario que aglutine todos los informes que hay que emitir antes de que se pueda llevar a cabo una modificación en un suelo de cualquier característica. Ese órgano estaría despojado de la actual capacidad de veto que tiene la Cotmac.

Por su parte, Clavijo negó que la nueva ley se traduzca en un aumento de la litigiosidad.