La licitación de obra pública hasta octubre de este año en Canarias ha alcanzado los 871,4 millones de euros, solo un 10% más que un año antes. El aumento en cifras absolutas es de 80,2 millones de euros, según los datos de la patronal de grandes constructoras (Seopan).

La licitación de la administración estatal es la más reducida, mientras que la del Gobierno de Canarias crece fuertemente, con 381 millones de euros. No obstante, gran parte de esta inversión corresponde a obras de carreteras con un presupuesto que se divide entre distintas anualidades.

Los ayuntamientos, por su parte, se mantienen en la línea de los últimos años.

La presidenta de la Asociación de Empresarios de la Construcción y Promotores (AECP), María de la Salud Gil, subraya que la evolución de la inversión pública a lo largo de este año se encuentra en una fase de ralentización y parálisis.