El sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) estima que el adelanto de la reforma fiscal tendrá un alcance muy limitado para la mayoría de los ciudadanos. Los contribuyentes con rentas más bajas, hasta 12.450 euros, “prácticamente ni lo notarán, ya que tan sólo ahorrarán 4 euros anuales, 0,32 céntimos al mes”.

Según los cálculos de Gestha a partir de la estimación del coste para el Gobierno, “la reforma fiscal aumenta la desigualdad, dado que beneficia a un grupo de contribuyentes muy reducido, precisamente el de rentas más altas”.

Concretamente, casi 439.000 personas que declaran más de 60.000 euros, el 3,3% del total, ahorrarán más de 860 euros anuales por la rebaja.

En el caso de los autónomos, la reforma sólo impactará en los profesionales con ingresos superiores a los 15.000 euros, que son alrededor de la mitad de los 717.000 profesionales que actualmente se contabilizan en España.

Según Gestha, el Gobierno, además de adelantar las rebajas prometidas para el IRPF, a partir de julio reducirá las retenciones a las rentas del ahorro, “donde se repite el modelo de desigualdad fiscal”.