La ministra de Economía y Empresa ha alertado de que el aumento impositivo que prepara el Gobierno para el próximo año será “muchísimo más importante” si no se aprueban los nuevos objetivos de estabilidad, más flexibles que los actuales.

Algunos grupos políticos están bloqueando la posibilidad de que los presupuestos de 2019 cuenten con un extra de 6.000 millones para gastar en políticas sociales, tal y como propone el Gobierno de Pedro Sánchez.

El Gobierno de Canarias se opone a esta propuesta, salvo que se acompañe de una flexibilización de la ley de estabilidad para que las comunidades cumplidoras puedan invertir su superávit.

El Gobierno central prevé establecer nuevos impuestos, como uno a las transacciones financieras, un tipo mínimo efectivo para el impuesto de sociedades o un nuevo tramo del IRPF para rentas altas.