El 83% de las 191 áreas industriales de Canarias no disponen de entidades de conservación que garanticen el buen estado de las instalaciones, así como su seguridad y salubridad.

La Industria apenas representa el 6% del PIB del Archipiélago. Los empresarios de Asinca (Asociación de Industriales de Canarias) y las administraciones quieren elevar el peso del sector, pues las regiones más industrializadas son las que mejor han soportado la crisis, presentan las tasas de paro más bajas y los salarios más elevados.

Para lograrlo, Canarias debe comenzar por adecentar las áreas donde se desarrolla la actividad industrial. Los recortes de ayudas y subvenciones por la crisis económica han contribuido a su mal estado.

El Gobierno de Canarias ha incluido en el presupuesto para el próximo año 800.000 euros para implantar entidades de conservación, con el objetivo de que cada área tenga la suya.

De las 191 zonas censadas, 61 no se han desarrollado. De las restantes, el 45% son de promoción privada y el 55%, pública. De estas últimas, los ayuntamientos solo han recepcionado el 36%.