El comercio mundial ha sufrido en lo que va de año su peor caída desde la crisis financiera de 2008-2009, según indica la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El Comercio de Mercancías se sitúa en un índice de 84,5 puntos, 15,5 por debajo del valor de referencia de 100, la tendencia estable. Además, son 18,6 puntos menos respecto al mismo periodo de 2019.

Varios de los índices que maneja la organización registran mínimos históricos, con algunos que comienzan a mejorar levemente.

Los peores resultados los tuvieron los índices relativos a productos automotores y al transporte.

Las áreas menos afectadas fueron los componentes electrónicos (92,8) y los bienes agrícolas sin procesar (92,5).

Las exportaciones empiezan a mostrar signos de recuperación (88,4).

La OMC explica que, aunque la situación es mala, la evolución está dentro del escenario menos pesimista.