Hoy entra en vigor el sistema de facturación eléctrica horaria que permitirá al consumidor saber desde el día anterior las horas en las que al siguiente es más barata la luz. Sólo se beneficiarán los usuarios con contador inteligente. De esta manera, el usuario será el responsable de pagar más o menos.

El sistema, conocido como facturación eléctrica horaria, informará de las horas en las que la luz es más barata (fundamentalmente de madrugada) para que sea el usuario quien decida el precio que quiere pagar.

De momento, solo podrán beneficiarse aquellos que no están en el mercado libre sino con la tarifa regulada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC, que es la anterior TUR), con menos de 10 kilovatios de potencia. Además, hay que tener ya instalado el contador inteligente o digital, que será obligatorio a partir de 2018.

El usuario deberá visitar cada día la página de Red Eléctrica (REE) para consultar en qué horas será más barata la luz al día siguiente. Los datos se publicarán a las 20.30 horas (19.30 en las Islas) del día anterior.

Uno de los objetivos de este sistema es concienciar de que hay que tener control en el gasto de energía.