La inversión pública en Canarias se desploma. La incertidumbre política, los límites al gasto para cumplir con el déficit y los nuevos recortes contraen la licitación en el primer cuatrimestre del año, que acumula un descenso del 37,4%.

Entre enero y abril de 2015 se licitaron en las Islas obras por 213,4 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2016 se alcanzaron los 133,6 millones.

La caída es generalizada en la gran mayoría de las comunidades autónomas y el Archipiélago se encuentra entre las siete primeras con mayor nivel de descenso. En el conjunto de todas las comunidades el descenso es del 18,1% en el primer cuatrimestre.

La Asociación de Empresarios de la Construcción de Las Palmas (Aecp) advierte que la inestabilidad política en el Gobierno central está repercutiendo en las autonomías porque los acuerdos no se pueden desarrollar. No obstante, se confía en que este escenario se pueda remontar gracias al plan de desarrollo ideado por el Gobierno regional con los fondos del antiguo Impuesto General del Tráfico de Empresas (ITE).