La inversión extranjera en Canarias disminuyó un 64,9% durante 2016 respecto al año anterior, quedándose en 31 millones de euros, por los 87 del ejercicio anterior. Esta caída es la cuarta mayor por comunidades.

En el conjunto del país, la inversión productiva extranjera alcanzó los 23.476 millones de euros brutos en 2016, un 1,2% menos que el año anterior. El Ministerio de Economía indicó que 2015 fue un año «excepcional», por lo que el volumen de 2016 es «muy significativo» pese a la caída.

En el caso de Canarias, las cifras de 2015 crecieron significativamente por una sola operación inmobiliaria en el sector turístico, que movió un volumen de unos 75 millones de euros.

En 2016, la bonanza turística provocó una alta inflación de los hoteles canarios y frenó las inversiones.