La inflación en septiembre ha bajado hasta el 9% desde el 10,5% de agosto, después de encadenar tres meses de subidas en dobles dígitos, según los datos del INE.

Se trata del mayor descenso en un mes de septiembre desde el inicio de la serie histórica, en 1961.

Esta bajada se explica mayoritariamente por el descenso de la electricidad, gracias al mecanismo llamado ‘excepción ibérica’, que ha regulado los precios.

También los carburantes y el transporte han descendido.

En cuanto a la inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, se ha reducido dos décimas tras 14 meses consecutivos de subidas, hasta el 6,2%.