El estudio «Servicios Públicos, diferencias territoriales de igualdad de oportunidades» elaborado por el BBVA, refleja que Canarias es la última comunidad en inversión por habitante en servicios sociales, la antepenúltima en sanidad y la quinta por la cola en inversión educativa.

El déficit de financiación y la inestabilidad de la parte económica del Régimen Económico y Fiscal (REF) es, a juicio de varios expertos, la clave.

El economista, José Miguel González, explica que «la autonomía financiera de la comunidad autónoma es muy limitada porque prácticamente la mitad de los fondos son transferencias provenientes del Estado. Eso genera una dependencia muy importante»

A su juicio, «la situación solo cambiará dándole estabilidad al REF».

Carmelo Jorge, delegado de sanidad de Comisiones Obreras, comparte esta opinión y asegura que «para que mejoren las cifras la única solución posible es que cambie el modelo productivo y el REF».

Considera que «los lugares donde existe un mejor reparto de la riqueza y un sistema productivo variado y con valor añadido tienen mejor financiación para los servicios y Canarias, que casi no tiene de nada, está a la cola».

El dirigente sindical en enseñanza, José Ramón Barroso también ve en el desequilibrio financiero el handicap que ha condicionado y sigue condicionando los servicio públicos.