Según datos del INE, la producción industrial (IPI) cayó un 9,1% en 2020, su mayor caída desde 2009 cuando alcanzó un 16%.

Se rompen seis años de crecimientos consecutivos por culpa de la crisis del coronavirus. Los meses de confinamiento más estricto, marzo, abril, mayo y junio, provocaron este hundimiento.

Los descensos más significativos se dieron en los bienes de equipo y bienes de consumo duradero, con bajadas del 15,4% y 13,5% respectivamente. Los bienes intermedios retrocedieron un 7,8%, los bienes de consumo no duradero cayeron un 6,5% y la energía redujo su producción un 6,2%.

La única rama de actividad industrial que creció fue la farmacéutica (+2,1% interanual).

En todas las comunidades se redujo la producción industrial durante 2020. En el caso de Canarias la bajada fue del 10%.

En diciembre sí que se produjo un repunte del 2,9% interanual por el aumento de la demanda, cinco puntos más que en noviembre.