El último informe de BBVA Research concluye que la incertidumbre política en España estaría restando hasta 1,2 puntos el crecimiento acumulado del consumo entre 2016 y 2017.

El gasto de las familias ha crecido alrededor de un 3,5% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2015, consolidando el papel del consumo en la recuperación de la economía española, que ha crecido en torno al 3% en lo que va de año.

Sin embargo, el análisis destaca que la evolución podría haber sido aún mejor sin el entorno de incertidumbre política. El PIB podría crecer 3 décimas más en 2016 y 6 en 2017 según sus cálculos. Y el impacto en los hogares es aún mayor: la incertidumbre podría restar hasta 1,2 puntos de crecimiento del consumo privado hasta 2017. Con todo, el gasto de los hogares crecerá alrededor del 2,7% en 2016 y en 2017 se moderará hasta el 2,4%.