La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, María José Guerra, reclamó una subida de nivel de la Formación Profesional en Canarias, advirtiendo de que falta un mapa escolar que diagnostique las necesidades de cada isla y un cambio de mentalidad respecto a los idiomas.

Guerra ha revisado la documentación del plan de la Formación Profesional 2018-2023 elaborado por el anterior gobierno y lo ve «excesivamente genérico”.

A su juicio, hay que introducir iniciativas que han sido exitosas en otras comunidades. Entre ellas, la creación de consejos comarcales de FP en los que haya un diálogo entre administraciones y empresariado.

Lo que más preocupa son los idiomas.