Las patronales turísticas reclaman al Gobierno de Canarias «rigurosidad y cuidado» en la modificación del reglamento que regula el alquiler vacacional para evitar la competencia desleal y falta de profesionalidad que perjudicarían al destino turístico de Canarias.

La FEHT en la provincia de Las Palmas y Ashotel en Santa Cruz de Tenerife, coinciden a la hora de advertir al Gobierno para que el texto final, que será retocado una vez que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) lo ha exigido, no perjudique al sector turístico del Archipiélago, el empleo y la riqueza que genera en las Islas.

Ambas patronales recordaron que los hoteles y apartamentos se ven obligados a cumplir con una normativa muy exhaustiva, que no se exige al negocio del alquiler vacacional.

Se quejan de tener una moratoria que el alquiler vacacional no tiene, así como tampoco se le exige mantener una recepción 24 horas, con un mínimo de personal, o tener un socorrista en la piscina.