Las agencias de viaje esperaban recuperar este verano hasta un 40% de la facturación del 2019, pero la quinta ola de Covid-19 ha cambiado los planes. Ahora se espera ingresar sólo entre el 25% y el 30%.

Los hábitos de viaje se han visto afectados por la disparidad de normas, tanto dentro de las fronteras nacionales como de terceros países. La incertidumbre lleva a muchos a posponer sus vacaciones.

El turismo ha sido hasta en un 85% nacional, con Baleares, Canarias, Galicia y la Costa Mediterránea como los destinos más demandados.

En cuanto a los visitantes extranjeros, franceses y holandeses han sido los mayoritarios.

No se espera una recuperación plena hasta el año 2024.