La patronal Anesco y los sindicatos de estibadores retomarán mañana las negociaciones sobre los aspectos laborales de la reforma del sector.

El objetivo es acercar posturas a partir de las tres propuestas presentadas la última semana, la del Ejecutivo, la de los sindicatos y la de la patronal, con pocos aspectos comunes.

Desde Fomento se apremia a alcanzar un acuerdo para evitar la multa de la UE, advirtiendo que, de no ser así, la obligación del Gobierno es cumplir la sentencia europea.