La Comisión Europea ha revisado al alza su previsión de crecimiento para España en 2019, pronosticando una expansión del 2,3%. El crecimiento proyectado para la zona euro es del 1,2%.

Bruselas destaca un crecimiento de España del 0,7% en el primer trimestre más fuerte de lo esperado por la contribución de las exportaciones y la leve contracción de las importaciones. El dinamismo de la inversión en vivienda y equipamientos compensó la debilidad del aumento del consumo.

España es la única de las grandes economías de la zona euro cuyo crecimiento ha sido revisado al alza.

La Comisión Europea apunta a una progresión del 0,6% del PIB en el segundo trimestre.