La economía canaria crecerá este año en torno al 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB) gracias al turismo y a la recuperación de la construcción y la inversión pública, según el estudio Balance Economía Canaria 2014, perspectivas para 2015 elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y Caixabank.

El mismo sostiene que será difícil que el paro baje significativamente debido al crecimiento de la población activa y al elevado nivel de parados de larga duración con baja cualificación.

Canarias ha salido ya de la segunda recesión de 2012 gracias al turismo, ayudado de la demanda interna, y la recuperación de la industria, la construcción y el repunte del crédito.

El mercado laboral aumentó el año pasado el número de ocupados en 20.000 personas y disminuyó en 23.100 el de parados. El sector privado creó 33.300 empleos mientras el público destruía 13.400.

Sin embargo, Canarias cerró 2014 con una tasa de paro inasumible del 31,1%, la segunda mayor de España.

En el informe se recoge que la economía canaria ha pasado de caer un 2,3% al cierre de 2012, a subir un 2,3% en 2014, con una mejora de la renta per cápita del 1,4% hasta los 19.851 euros.

Sectorialmente, han crecido la agricultura y ganadería (+4,1%), y la industria (+0,8%), mientras que aunque la construcción sigue en tasas negativas, ha pasado del -6,7% en 2013 al -1,6% el año pasado gracias a la mejor dinámica de la licitación de obra pública.

La compraventa de viviendas mejoró un 12%. Los visados de obra descendieron en el último trimestre un 34,7%, lo que evidencia que la mejoría de la construcción se fía a la obra pública y la rehabilitación.

El director territorial de Caixabank, Andrés Orozco, aclaró que no va a haber una salida sólida de la crisis y bajada del paro sin la construcción, que ha destruido 100.000 empleos desde 2008.