BBVA Research calcula que la economía de Canarias afianzará su recuperación con tasas del 2,9% y 2,8% en los años 2016 y 2017, casi un 0,5% por encima de su media. Enlazaría de esta manera cuatro años consecutivos de crecimiento económico.

El informe Situación Canarias correspondiente al primer semestre de 2016, contempla la creación neta de 68.000 empleos en el periodo 2016-2017 y la reducción de la tasa de paro hasta el 24,8% a finales de 2017.

Son buenos datos pero, aún así, Canarias mantiene una elevada incertidumbre por riesgos atípicos que podría ralentizar la recuperación.

El informe destaca que la economía del Archipiélago creció a un ritmo del 2,8% el año anterior, cuantro décimas menos que el conjunto de España, tras cinco años creciendo por encima del promedio nacional.

El aumento del empleo es superior al 3%, lo que evidencia una caída de la productividad media del trabajo frente al leve ascenso en España.

En el primer trimestre de 2016 el PIB canario registra un crecimiento con tasas cercanas al 0,8% trimestral. La reducción de los costes de transporte para turistas y bienes, la mejora de la renta disponible de los hogares y el aumento de los márgenes empresariales son los principales beneficios para Canarias.

La demanda doméstica crece apoyada en el avance de la renta disponible de las familias, en unas condiciones de financiación favorables y en el aumento del gasto primario del Gobierno de Canarias. Durante 2015, la recuperación de los ingresos he permitido al Gobierno de Canarias impulsar el gasto y cumplir los objetivos fijados.