El Informe de la Actividad de la Economía Azul en Canarias 2017, presentado ayer por el consejero de Economía Pedro Ortega, revela que la economía azul supone el 7,5% del empleo en las islas, con 58.964 trabajadores, y el 6,4% del PIB.

Según expuso Ortega, el documento es «una herramienta sobre la que trabajar para una estrategia de diversificación de la economía canaria desde la economía azul», con una «previsión de crecimiento en diez subsectores como la pesca, el transporte marítimo, la actividad portuaria, la reparación naval, la acuicultura, los cruceros, el turismo náutico, la desalación, las energías renovables marinas y la biotecnología.

Para el Gobierno de Canarias son fundamentales los ámbitos de la innovación, la internacionalización y los tres sectores emergentes.

El documento es el primer punto para tener listo a mediados de diciembre el borrador de la estrategia de partida 2019, que debe incluir «medidas de financiación y que marque el horizonte en el que debe crecer Canarias».