La demanda de locales y oficinas en los centros urbanos de Canarias ha crecido hasta un 20% de media en el último año, según datos de la Asociación Canaria de Agentes Inmobiliarios (Acegi).

El repunte es mayor entre el sector de las oficinas. Muchos autónomos las dejaron y se pusieron a trabajar en casa para ahorrarse el alquiler, lo que estancó este mercado que comienza a crecer.

En el caso de los locales, el tirón se está dejando sentir en las vías comerciales secundarias. Las principales, como Triana o Mesa y López, han aguantado porque si cerraba un negocio abría otro. Ahora se está notando una mejora en calles como León y Castillo, Venegas o Alonso Alvarado en la capital grancanaria.

Muchos de estos negocios están volviendo al centro después de haberse marchado durante la crisis a polígonos industriales o a locales más baratos y peor ubicados. Otros son negocios que quieren dar el salto y posicionarse en zonas más céntricas.

Además, los precios han caído en algunos casos hasta un 50%.