La crisis derivada de la pandemia del coronavirus ha frenado los resultados obtenidos el año pasado por la Zona Especial Canaria (ZEC), los mejores de su historia.

Las empresas autorizadas a instalarse en este instrumento fiscal crecieron un 13% más respecto a 2018. El volumen de empleo lo hizo un 55%.

Sin embargo, con las restricciones impuestas por el estado de alarma, en los primeros seis meses de 2020 el número de empresas autorizadas ha caído en 22 respecto al mismo periodo del año pasado. El compromiso de creación de puestos de trabajo se ha rebajado en 627.

La ZEC ha solicitado medidas transitorias para que la baja fiscalidad siga teniendo efecto y las empreass acogidas no tengan que abandonar este mecanismo. El Gobierno canario se ha comprometido a trasladar al Estado estas peticiones.

La Zona ZEC cerró 2019 con 656 nuevas empresas autorizadas, que se comprometieron a la creación de 9.778 puestos de trabajo y a una inversión de 1.076.378.215 euros en el Archipiélago.