La construcción está empezando a tomar el relevo del sector turístico en las Islas, tras salir de la crisis lentamente.

Al finalizar el tercer trimestre del año existían 2.348 parados menos y 4.987 trabajadores más en el sector que un año antes. La tasa anual de licitación oficial se triplica respecto a hace un año, especialmente por las obras de ingeniería civil (340,8%). Las de edificación aumentaron el 51,3%.

La evolución es grande, pero hay que tener en cuenta que el sector que se encontraba prácticamente paralizado y que aún debe crecer de forma progresiva. En este sentido, la Cámara de Comercio indica que la recuperación “progresiva” de la construcción resulta “estratégica” en estos momentos, pudiendo convertirse en el “complemento perfecto” para mantener la actividad y el volumen de empleo alcanzado en Canarias ante la desaceleración que está experimentando el turismo.

La patronal del sector, Fepeco, explica que la iniciativa privada está invertiendo dicididamente en obras de reforma, rehabilitación, conservación o mantenimiento. Sin embargo, la otra parte, la iniciativa pública, no está cumpliendo con las expectativas generadas, por lo que se le reclama una mejor gestión pública para acelerar los procesos.