El sector de la construcción en Canarias se ha reinventado a sí mismo y comienza a crecer tras siete años de caídas, apoyado en la rehabilitación. En el último ejercicio el número de empresas creció un 5% y el empleo un 15%.

El sector ha dejado de caer y de destruir empleo desde hace un año para generar nuevas empresas y puestos de trabajo de forma constante.

Por primera vez desde 2007 no se destruye empleo, pruduciéndose un alza en la afiliación durante el último año de 3.000 puestos.

El repunte del sector reside en la rehabilitación de viviendas y en la obra pública, que ha crecido fuertemente por las elecciones.

Las patronales demandan mejor gestión pública para poner en marcha todos los planes disponibles para facilitar la rehabilitación residencial y turística, lo que, según sus estimaciones, desbloquearía 1.300 millones de inversión y crearía 36.000 empleos en las Islas.