La construcción, con un avance del 5%, fue la principal responsable del crecimiento del 3,4% experimentado por la economía canaria durante el último trimestre de 2015.

En el conjunto del pasado año el Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago se incrementó el 3%, dos décimas por debajo de la media estatal.

Este avance del 5% revela una reactivación de la construcción, sector más dañado por la crisis. La renovación turística y la finalización de proyectos bloqueados por falta de liquidez fueron los principales responsables del tirón experimentado.

Los servicios crecieron el 3,3%, impulsados por el turismo, que por primera vez superó el año pasado los trece millones de clientes.

Dentro de los servicios, el comercio minorista suma dos años y medio de crecimientos interanuales consecutivos.

Los ingresos fiscales (2,7%) ocupan el tercer puesto en aportación a la economía. La industria (1%) y el sector primario (0,9%) también se mantuvieron en positivo.

Entre octubre y diciembre, el incremento del PIB isleño fue del 0,4%, tres décimas menos que entre julio y septiembre, y cuatro menos que el estatal (0,8%).