La crisis ha supuesto para el sector de la construcción la pérdida de un 30,1% de autónomos en la última década, hasta quedarse en 11.185.

En toda España, casi la mitad de los autónomos perdidos en la crisis pertenecían a este sector, que ha perdido en una década un tercio de sus autónomos, el 31,9%, pasando en julio de 2008 de 543.860 autónomos a 370.452 en julio de 2017, según un informe de ATA.

Canarias está ligeramente por debajo de la media nacional. En los último diez años ha perdido 4.819 trabajadores por cuenta propia en la construcción, el 30,1%.

Todas las comunidades han perdido autónomos de la construcción en esta última década, con Castilla-La Mancha a la cabeza con un 40,7%.

En la industria, en los últimos diez años se han perdido 37.503 autónomos, un descenso del 13,7%. En las islas se contabilizan 4.876 autónomos en este sector, 33 menos que hace una década (-0,7%).