La Consejería de Turismo de Canarias ha decidido dejar de esperar por el Gobierno central y ya trabajan para que los turistas que visiten las islas se sometan a una PCR tanto en origen como en destino.

Tras numerosas peticiones al respecto al Gobierno de Pedro Sánchez y ante la ausencia de respuesta, el veto de Alemania ha servido de empujón definitivo para que Canarias actúe por su cuenta.

La consejería que dirige Yaiza Castilla busca transmitir confianza y seguridad a los mercados emisores, en un momento en que la elevada tasa de contagios en las islas tiene cerrados casi todos los mercados.