El Gobierno de Canarias aprueba hoy el cierre anticipado del presupuesto de 2016 por orden de la Consejería de Hacienda para “garantizar los servicios públicos a la población” y el “equilibrio presupuestario” ante la situación de un Ejecutivo nacional en funciones.

La consejera Rosa Dávila explicó que Canarias espera ingresar en los próximos tres meses 324 millones de euros de acuerdos y convenios firmados con el Gobierno central, pero esa cantidad no se puede garantizar ante la situación política actual.

El cierre anticipado implica que puede haber movimiento en las partidas presupuestarias en las que aún no se ha producido gasto, y que no son tan prioritarias, hacia los servicios públicos esenciales.

El Ejecutivo incorporará cláusulas sociales a sus contrataciones públicas, una medida para primar a las empresas que garanticen empleo estable, igualdad entre hombres y mujeres y mejoras medioambientales.