El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) de Canarias experimentó un crecimiento del 3,1% en el cuarto trimestre de este año respecto al trimestre anterior. Sin embargo, a nivel nacional se produjo una bajada del 1,1%, registrando su primer descenso tras seis trimestres consecutivos de incrementos.

Este descenso se debe al retroceso del indicador de expectativas respecto al trimestre anterior y al empeoramiento de la percepción empresarial sobre la situación actual.

El balance de expectativas se situó en +5,2 puntos, por debajo de los +7,7 puntos del trimestre anterior. Esto se debe a que el porcentaje de empresarios que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 21,1%, cifra inferior a la del trimestre anterior (24,4%).

Los que opinan que su negocio marchará de manera normal han aumentado desde el 58,9% al 63%, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas se han reducido desde el 16,7% del trimestre anterior al 15,9%.

En cuanto al tercer trimestre de 2017, el 22,4% de los establecimientos empresariales tienen una opinión favorable.