La confianza del consumidor creció 2,5 puntos en agosto en relación al mes anterior, hasta situarse en 97,3 puntos, debido al incremento de las expectativas.

Este ascenso se produce tras caer la confianza 1,5 puntos el pasado mes de julio, según los datos publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En agosto, el indicador de situación actual registró una subida mínima de 0,1 puntos respecto al mes anterior, hasta 90,1 puntos. Esta evolución del indicador, según el CIS, se debe al comportamiento positivo de la situación de los hogares que, con un aumento de valoración de 1,8 puntos, contrarresta el descenso de 1,2 puntos de la situación actual del empleo y los 0,2 puntos que desciende la valoración de la situación general de la economía.

Por su parte, las expectativas referidas a la situación de los hogares y las relativas al mercado de trabajo registraron las mayores subidas respecto al mes anterior (6,3 y 5,5 puntos, respectivamente), mientras que las de la situación económica general presentaron una subida más moderada (2,5 puntos).