La confianza del consumidor cayó 8,3 puntos en enero respecto al mes anterior, situándose en 99,1 puntos, según los datos publicados ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El indicador de expectativas retrocedió 13,9 puntos el pasado mes de enero, hasta 105,7 puntos, mientras que el indicador de situación actual cayó 2,8 puntos y se situó en 92,4 puntos.

De esta forma, el indicador de confianza del consumidor se sitúa por debajo de los valores observados durante todo el año pasado.

Las expecativas respecto a la situación de los hogares cayeron 5,1puntos, las del mercado de trabajo cayeron hasta 19,1 puntos y las de la situación económica perdieron 17,5 puntos.

La evolución negativa en el indicador de situación actual, es consecuencia de la caída de la evolución de los hogares en 1,1 puntos, de 2,9 puntos en la evolución general de la economía y de 4,5 puntos en la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo.

En relación al mes de enero del año pasado, el descenso de la confianza del consumidor es relativamente pequeño, 0,5 puntos, gracias al avance de 7,3 puntos del índice de la situación actual que mitiga la caída de 8,4 puntos del índice de expectativas.

El 30,2% de los encuestados entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 40% no aprecia cambios y el 28,4% estima que ha mejorado.

El 33,5% de los entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor en los próximos seis meses, frente al 27,7% que auguran un empeoramiento y el 26,6% que no espera cambios.

El 43,1% llega justo a fin de mes y el 31,3% ahorra poco dinero cada mes.