El incremento de la competitividad turística, con la reapertura de varios mercados, se ha visto reflejada durante la World Travel Market de Londres. Los precios se han rebajado entre el 5% y el 7% con respecto a hace un año.

No obstante, no existe preocupación en el sector alojativo de Canarias.

A lo largo del pasado año los precios hoteleros en las Islas aumentaron un 8%. Y en este mismo año la tendencia global es aún alcista, con dos únicas caídas puntuales.

Los hoteleros califican la caída del mercado británico como “muy leve”. El brexit, de momento, está amortiguando las presiones de los turoperadores sobre los hoteleros canarios. Es más, las reservas de cara al verano han subido un 9% en relación al pasado año por estas fechas.

Sí que ha descendido el mercado nórdico, con un 20% menos de contrataciones con respecto al último invierno.