La Comisión Europea propone suspender temporalmente el conjunto de normas fiscales comunitarias, abriéndose a que los gobiernos nacionales puedan elevar su gasto público para combatir la crisis del coronavirus.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento es el conjunto de reglas que limita los déficit y deuda públicos al 3% y 60% del PIB, respectivamente. Las autoridades comunitarias abren expedientes a los países que incumplen estos márgenes.

Bruselas ya ha propuesto la activación de esta cláusula y no se esperan dificultades en su aprobación.