La cesta de la compra de Canarias continúa sin bajar pese al continuado descenso durante año y medio del precio del crudo, que acumula una caída del 50%. Los fletes marítimos con la Península no se han rebajado y en el tráfico internacional, a pesar de sí haberlo hecho, no hay traslado al producto.

Los distribuidores e importadores canarios se quejan de la situación. Aseguran que apenas aprecian ese recorte de los fletes internacionales. El precio, que puede haber bajado en un contenedor, apenas se nota en el producto final.

El precio del flete nacional se negoció hace unos años y se mantiene sin variación, aunque hoy el crudo está más barato que cuando se cerró el convenio.