CEOE-Tenerife continúa denunciando el exceso de normas y regulaciones que, a su juicio, sufre Canarias, estrangulando la actividad económica y la creación de empleo.

El presidente de la patronal advirtió de que la mejora de la economía del Archipiélago en los últimos años oculta el progresivo alejamiento de la renta per cápita de los canarios respecto a la media nacional, que atribuyó al «galimatías normativo”.

El resultado de esta maraña burocrática es la paralización de los expedientes empresariales y el bloqueo de la puesta en marcha de nuevos negocios.

El dirigente empresarial se mostró muy crítico con la actuación de la Agencia Tributaria con los incentivos de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) y las deducciones a las producciones audiovisuales. La actividad de Hacienda en relación a las singularidades de Canarias “empeora el clima para la inversión”, sostiene CEOE.