La Confederación Canaria de Empresarios (CEE) presentó ayer su Informe anual de la Economía Canaria de 2019. En él se indica que Canarias está más cerca del 40% de paro que del 21,55% que dice la Encuesta de Población Activa (EPA).

La patronal expone que, además de los 225.900 desempleados que recoge la EPA, 97.000 activos han pasado a ser inactivos y aún permanecen 140.000 trabajadores en ERTE. Esto deja un saldo de casi 470.000 personas sin trabajo.

Además, la CEE prevé que la economía del archipiélago caerá un 18% este año.

La Confederación apunta que para la recuperación de las islas se necesita agilizar la economía. La administración debe contribuir a generar confianza para atraer inversión.

Asimismo, demanda una reforma laboral o del sistema tributario y mejoras en el REF.